Hidratación y deporte

Si cuando sudas no te hidratas, disminucirá tu rendimiento físico y tendrás un riesgo elevado para tu salud . Por eso es tan importante una buena hidratación antes, durante y después de hacer deporte.

deportista bebiendo agua

El ejercicio físico favorece la sudoración y consecuentemente las respectivas pérdidas de agua y electrolitos, especialmente en condiciones de calor y humedad.

  • Antes de empezar a entrenar, tienes que hacer una pre-hidratación horas antes de empezar la actividad
  • Durante el entrenamiento, el objetivo es prevenir la deshidratación con bebidas que contengan electrolitos e hidratos de carbono para repostar la pérdida de agua y sales minerales y aportar energía
  • Después del entrenamiento el objetivo es repostar las pérdidas de agua, electrolitos y glucógeno.

no es recomendable una sobrehidratación porque puede producir una hiponatremia (disminución de la concentración plasmática de sodio)

Las bebidas de hidratación para actividades de más de una hora de duración deben propocionarte de 80 a 350 Kcal (sobre todo hidratos de carbono) por cada 1.000 ml de solución y de 20 a 50 mmol/l de sodio. En cuanto a los hidratos de carbono, debe contener entre 4% – 8%, siendo azúcares (glucosa o sacarosa) o almidón (maltodextrina).

El ritmo de reposición debe ser de 150 a 350 ml cada 15 a 20 minutos , a una temperatura entre 15º-22ºC.

deportista agotado después de un maratón

atrásAtrás

Etiquetas:agua, nutrición @es, rendimiento

No hay comentarios todavía.

Escribir un comentario